top of page

¿Necesitas hacer un seguro de moto clásica?

Si estás buscando un seguro de moto clásica y no sabes por dónde empezar, aquí te contamos todo lo que debes saber antes de contratar uno, desde las condiciones a los tipos de cobertura.





Características de las motos antiguas

En primer lugar, hay que entender si la moto a la que queremos contratar el seguro se puede realmente categorizar como clásica o antigua. De hecho, son dos términos que en muchas ocasiones se confunden y que conviene conocer la diferencia. Una moto histórica es aquella que tiene un trato de la DGT diferente y puede o no coincidir con la que consideremos como clásica. Una moto es clásica cuando se trata de un modelo antiguo, que ha marcado una época e influenciado a modelos más actuales. Sin embargo, la moto histórica debe respetar una serie de requisitos definidos por la normativa de tráfico: ● Antigüedad: debe tener al menos 30 años desde el momento que salió de la fábrica o desde que se realizó la matriculación. ● Modelo: tiene que ser uno que ya no se fabrique. ● Estado: no puede haber sufrido modificaciones de ningún tipo en su motor, frenos, dirección, suspensión o carrocería. Es decir, la moto debe de estar en su estado original. ● Interés cultural: debe figurar en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español Una vez comprobado si tu moto cumple con estos criterios, podrás tramitar el proceso para registrar la moto como histórica. Esta gestión no es inmediata, lleva un tiempo y puede costar entre 600 y 800 euros. Una vez aprobada, entrará dentro de la categoría de moto clásica y deberá seguir una serie de restricciones de velocidad y circulación. Por lo que se refiere al seguro, que es lo que nos interesa en este artículo, podrás beneficiarte de una póliza especial. Además, una moto histórica no tiene que pasar la ITV con la misma frecuencia que una clásica.

Seguro de moto clásica: cuáles son las condiciones

Ahora que hemos determinado si nuestra moto es clásica o histórica, podremos elegir el seguro teniendo más claras nuestras opciones. Como comentado anteriormente, un seguro de moto histórica conlleva una cierta ventaja económica a la hora de contratar la póliza. En el caso más genérico de necesitar un seguro de moto clásica, las compañías también requieren que se cumplan algunos requisitos: ● La moto debe tener un máximo de 5000 kilómetros recorridos por año. ● El vehículo no se puede destinar a uso diario y tendrá que guardarse en un garaje privado o público con vigilancia ● La edad del asegurado debe superar los 25 años en el momento de firmar la póliza ● El conductor tiene que contar con más de un año de carnet y, en algunos casos, más de 5. Es importante recordar que, incluso si la moto es clásica, contar con un seguro de responsabilidad civil es imprescindible, y que no tenerlo es una infracción que conlleva una multa. Aunque esta no se considerará una falta penal, puede llevar a la inmovilización de la moto, además el precio de la multa puede ir desde los 1000 € euros, si es un ciclomotor, hasta los 1250 €, si es una motocicleta.


¿Cuáles son los tipos de seguros de moto?

Para tener una visión general del tipo de pólizas que nos podemos encontrar, distinguimos entre tres modalidades en los seguros para motos. Si queremos asegurar una moto clásica, las opciones son las mismas, pero la compañía adaptará la póliza al tipo de moto: ● Terceros: es el seguro más básico y económico, que es obligatorio por ley que cubre la Responsabilidad Civil Obligatoria. ● Terceros ampliados: con esta opción se añade una cobertura a la póliza a terceros, como puede ser la asistencia en carretera. ● Todo Riesgo: esta es sin duda la opción más completa y, por esta razón, la que tiene un precio más elevado. Incluye todas las garantías anteriores, la de daños propios y ofrece la opción de escoger franquicia.

¿Qué puede cubrir un seguro de moto clásica?

Entre todas las coberturas que las aseguradoras pueden añadir a sus pólizas, hay algunas fundamentales que siempre es recomendable tener en cuenta: ● Responsabilidad Civil Obligatoria: se incluye en la póliza a Terceros. ● Asistencia en carretera: consiste en el remolque de la motocicleta y la asistencia para las personas que viajaban en ella en caso de avería por carretera. ● Robo e incendio: una garantía frente a este tipo de situaciones. ● Seguro del conductor: cubre los gastos sanitarios, la invalidez permanente o el fallecimiento del conductor en caso de que sea el responsable del accidente. ● Daños propios y materiales: indemniza el deterioro material de la motocicleta o del casco y de la indumentaria del motorista.

¿Qué documentos necesitas para contratar un seguro para moto?

Como en el caso de cualquier otro vehículo, los documentos necesarios para contratar un seguro de moto clásica son: el carné de conducir y DNI, el permiso de circulación, la ficha técnica del vehículo. Finalmente, recordamos que es siempre recomendable llevar una copia de la póliza del seguro, el permiso de circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos junto al permiso de conducir y a los documentos de identidad. Si quieres saber más sobre cómo asegurar tu moto clásica, no dudes en contactar con nuestros consultores; estaremos encantados de atender a tus preguntas.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page